El tarot gitano y los oros

tarot gitano y los oros

Dentro de los arcanos menores del tarot gitano, los oros tienen especial relevancia en todo lo relativo a la fundación de proyectos, y la gestación de nuevas empresas. Por lo general los oros nos hablan de riquezas, aunque no siempre las mismas son patrimoniales. Muchas veces la riqueza a la que se refieren los oros del tarot gitano son más bien de carácter espiritual.

La apariencia del as de oro en la tirada del tarot gitano puede querer implicar que una nueva etapa de prosperidad se acerca. No es, sin embargo, la promesa de que todos los problemas financieros se terminarán para siempre, pero el consultante puede asumir que atravesará situaciones mejores, o que su suerte cambiará.

El dos de oros, por otra parte, se refiere al equilibrio. Nos remite al balance que es necesario mantener en un entorno dinámico y siempre cambiante. La situación financiera seguramente cambiará al salir revelada esta carta del tarot gitano. Habla de una persona que tiene multitud de proyectos en manos y debe apelar a toda su sabiduría para lograr que los mismos lleguen a término felizmente de manera simultánea.

El tres de oro nos muestra al maestro, el profesional trabajando. Es un arcano del tarot gitano que nos remite al trabajo duro, pero con recompensas. En ocasiones, la recompensa no es sólo material, sino que debe ser encontrada en el servicio a los demás.

El cuatro de oro nos muestra a un personaje que no recibe bien los cambios. Se trata de alguien que ha tenido éxito en el pasado y que no quiere perder lo –poco o mucho- que ha logrado hasta el momento. Pero es necesario recordar que el aferrarse demasiado a lo que uno tiene, evita que se logre mayor crecimiento. En una interpretación más extrema, el cuatro de oros nos muestra a alguien consumido por la avaricia y el egoísmo. Es uno de los arcanos del tarot gitano que nos instan a cambiar nuestra actitud, y disfrutar más de lo que ya tenemos –en todos los campos.

El cinco de oro nos muestra a alguien que ha recibido un duro golpe a su humildad, alguien que ha sabido cosechar éxitos financieros, pero su suerte ha recibido un golpe adverso. De ninguna manera debe interpretarse como que se trata de una situación irreversible. Sólo nos muestra que es necesario aprender a perder, para poder valorar mejor nuestros triunfos.

Estas son sólo algunas cartas del palo de los oros. El estudio en detalle de la simbología de los arcanos menores contribuye grandemente a lograr una interpretación más acertada de las cartas que se revelan en la tirada del tarot gitano. Todas ellas son igualmente importantes, y contribuyen de forma igualitaria a pintar el panorama del destino de quien pregunta a los arcanos.

No te olvides de contarnos que te ha parecido esta entrada utilizando con libertad los comentarios.

La Tirada de Herradura

En esta tirada, relativamente sencilla, se combinan los datos proporcionados por siete arcanos mayores. Con ella se contesta a una pregunta concreta, y se analiza su desarrollo y su resultado a un plazo de seis meses o un año. Seráel consultor quien decida qué periodo de tiempo se estudiará en la tirada.

tirada de herradura
Es aconsejable utilizar esta tirada cuando se desea conocer la respuesta a una pregunta concreta, y contemplar, asimismo, el desarrollo de la respuesta en el plazo fijado de seis meses o un año. Además, proporciona datos sobre las actividades de las personas del entorno del consultante en todo lo que se refiere a la pregunta, así como sobre los obstá***** que aparecen en el camino del consultante.

El consultante se sentará frente al consultor y formulará la pregunta en voz alta y lo más claramente posible. A continuación, y una vez determinado el periodo de tiempo que cubrirá la tirada, el consultor barajará las cartas en sentido circular y contrario a las manecillas del reloj, a fin de que se mezclen bien tanto del derecho como del revés. Después, el consultor reunirá los arcanos y pasará el mazo al consultante para que lo baraje de la forma habitual. Una vez barajado el mazo, el consultante cortará las cartas más o menos por la mitad; luego las volverá a juntar, y devolverá la baraja al consultor, a fin de que éste pueda iniciar la lectura. De esta manera el consultante será el último en tocar las cartas antes de que sean extendidas sobre la mesa para su interpretación, dejándolas así impregnadas con su energía.

LA CONSULTA

El consultor descubre la carta superior del mazo y la coloca a su izquierda sobre la mesa. Esta primera carta, que es la número 1, es la que proporcionará datos sobre las influencias pasadas en lo que se refiere al objeto de la consulta, es decir, al conjunto de hechos y circunstancias que en el pasado han influido de manera determinante en el problema que ahora inquieta al consultante.

A continuación el consultor levantará la siguiente carta de la parte superior del mazo y la colocará también a su izquierda y un poco por debajo de la primera. La carta número 2 en esta posición indica las circunstancias actuales del consultante con respecto a la cuestión planteada.

De nuevo el consultor levanta otra carta de encima del mazo; es la carta número 3, que se coloca a la izquierda y un poco por debajo de la anterior, iniciando así la formación de un semicírculo. Esta posición representa las condiciones generales de futuro, y proporciona una primera respuesta a la pregunta del consultante.

La siguiente carta descubierta por el consultor, la número 4, se coloca en el punto más bajo del semicírculo y a la derecha de la número 3. Esta cuarta carta indicará la mejor política que puede seguir el consultante para la consecución de sus deseos.

El siguiente arcano en salir del mazo será el número 5, y se colocará al lado del anterior y un poco más arriba que éste. La carta revelará las actividades de las personas que rodean al consultante, de qué modo actuarán, si a favor o en contra, y cuál será su actitud respecto a la pregunta.

Tras levantar la carta número 6, el consultor la colocará a la derecha de la anterior y un poco más arriba. El arcano en esta posición pondrá de manifiesto los obstá***** que se levantan en el camino del consultante para hallar una solución al problema.

La última carta, que es la  número 7, se colocará por encima de la anterior y en situación de cerrar el semicírculo. Su posición indica el resultado final de la pregunta del consultante; asimismo, pone de manifiesto la evolución de la respuesta apuntada por la carta número 3 (que trata de las consideraciones generales de futuro), e indica cuáles pueden ser las consecuencias a largo plazo de la respuesta.

No te olvides de contarnos que te ha parecido esta entrada utilizando con libertad los comentarios.

El tarot gitano y los arcanos de espadas

tarot gitano

El palo de las espadas del tarot gitano encierra una poderosa simbología, la que trae consigo la espada. La espada es una poderosa arma, pero deben tomarse precauciones al ser reveladas las cartas de este palo en la tirada. Es un arma con dos filos, por lo que así como puede ayudarnos a romper ataduras y conquistar a nuestros enemigos, el filo también puede volverse en contra nuestro.

El as de espadas en el tarot gitano simboliza una poderosa arma al servicio de la justicia y la autoridad. Pero si la persona desea el mal, el as de espadas también puede querer implicar que el mismo se ha convertido en un enemigo formidable. El significado final entonces, estará determinado por quién es el portador de la espada. Puede ser una poderosa energía dedicada al bien, como una temible fuerza de destrucción.

En el dos de espadas del tarot gitano, el panorama es bien distinto. Puede equipararse su significado al de la Justicia, de los arcanos mayores. Muestra a una mujer, con los ojos tapados, blandiendo dos poderosas espadas. Se trata de dos fuerzas que están enfrentadas: el bien ante el mal, el deseo frente a la reflexión. A menudo también puede indicar oposición entre lo evidente, y la negativa del consultante a ver la realidad. Es un llamado de atención para que la persona reflexione, y abra sus ojos ante lo empírico.

Pocas cartas del tarot gitano, especialmente entre los arcanos menores, son tan poderosas como el tres de espadas. Un corazón rojo rubí está atravesado de arriba hacia abajo por tres poderosas espadas, una visión perturbadora. Muestra cómo la realidad psicológica daña a la persona, es decir, sus sentimientos le causan pesar. El daño no proviene tanto del mundo exterior, sino de la misma psique del individuo, la única barrera entre él y su felicidad.

El cuatro de espadas del tarot gitano muestra un hombre descansando sobre una espada, mientras tres espadas cuelgan sobre su cabeza. De manera más bien expresa se puede ver al guerrero descansando. Es un momento de tregua, un descanso de la batalla. De ninguna manera puede pensarse que ha llegado la paz, tregua y paz no son sinónimos. Puede equipararse a la calma del ojo del huracán.

El cinco de espadas muestra de nuevo al guerrero, al trabajador. Pero, en esta oportunidad, al salir revelada en la tirada de tarot gitano, generalmente muestra al consultante, engañado, quien en principio tenía derecho a la victoria, pero que le ha sido arrebatada por medio de engaños. En caso de representar una victoria, la misma no es relevante, es vacía de contenido e importancia.

Estas son algunas de las cartas del palo de las espadas del tarot gitano. En entregas sucesivas seguiremos ahondando en los fascinantes significados de los arcanos menores.

No te olvides de contarnos que te ha parecido esta entrada utilizando con libertad los comentarios.