Lectura de cartas: ¿Don o aprendizaje?

Para algunos historiadores, el tarot surge en Egipto. Para otros, es creación de los Caballeros Templarios que, perseguidos por la Inquisición, se valieron de lo que parecía un inocente juego de cartas para transmitir toda su sabiduría. Pero todos coinciden en que la lectura de cartas de tarot, con sus profundos significados esotéricos, requiere mucho más que una intuición desarrollada. Son necesarios conocimientos de Cábala, Numerología y Psicología. Pero por sobre todo, un fuerte deseo de crecer espiritualmente y servir a los demás. Las cartas de tarot, se dice, entregan generosas su sabiduría y su mensaje a quien tiene fines nobles. Y se cierran, en cambio, a los mezquinos y destructivos.

Todos tenemos un cierto grado de intuición. Aún quienes la niegan a favor de la racionalidad más absoluta. Y el don de la clarividencia, que permite entre otras cosas predecir el futuro a través de la lectura de cartas, no es más que el grado más desarrollado de esa intuición. Algunos seres espirituales lo traen desde la cuna. Sin embargo, es posible alcanzar igual grado de desarrollo mediante la lectura, el estudio y la meditación.

Antiguamente, se creía que el estudio del tarot sólo podía realizarse en soledad, por lo que quienes buscaban consejo en la lectura de cartas eran frecuentemente estafados por inescrupulosos que se decían estudiosos del tarot sin serlo. Hoy, numerosos maestros comparten su sabiduría en forma pública. Ofrecen así a quien desee iniciarse en el fascinante arte de a lectura de cartas la posibilidad de contar con una guía seria, que les brinde un enfoque multidisciplinario y enriquecedor.

Cuanto más completo sea el bagaje cultural y espiritual del aprendiz, más sencillo le resultará adentrarse en los misterios el tarot. Sin embargo, no se trata de un proceso breve o fácil. Quien emprende este camino deberá pasar muchas horas observando los naipes y procurando conectarse con ellos. Sólo un trabajo cuidadoso y consciente, preguntándose una y otra vez qué cartas lo atraen más, y cuál es su significado para él, puede abrir las compuertas de la intuición del modo más maravilloso y completo. Y revelar los profundos misterios de la lectura de cartas. Que son, ni más ni menos, los misterios del alma humana. Vale la pena aventurarse dentro de este mundo, que cambia para siempre la percepción de quien lo recorre. Y le permite brindar a quienes lo rodean guía y consejos para una existencia más plena.

Jesus Ontivero

jesus.ontivero@*****.com

No te olvides de contarnos que te ha parecido esta entrada utilizando con libertad los comentarios.