EL PAPEL DEL MEDIUM

vidente

El uso del Tarot se ha extendido a través de los siglos, y no sólo ha perdurado hasta nuestros días sino que actualmente ha cobrado popularidad y es objeto de una atracción creciente.

Pero lo que en el siglo XIV era definido como arte de la adivinación se explica de otra manera en nuestros días. Y con esta explicación no queremos decir que el Tarot no posea en sí mismo, unas cualidades adivinatorias. El significado de lo que representa el Tarot y sus aplicaciones prácticas enlazan la práctica de la adivinación precisamente con las mentes de quienes se hallan a uno y otro lado de sus cartas bien dispuestas.

Esto quiere decir que no solamente se cuenta con la adivinación. Se cuenta también con la fuerza y la voluntad de las mentes que lo trabajan.

La tirada del Tarot es una manera de establecer las relaciones del consultante con las cartas. Y al llegar a este punto es necesario conceder al consultante la importancia que tiene en la práctica del Tarot. Porque podemos tender a conceder una importancia excesiva al intérprete cuando en realidad el hecho de interpretar es de hacer de medio —médium— para que salgan a la luz los aspectos ocultos que el consultante quiere descubrir, y que aun llevándolos dentro de sí, es incapaz de descubrir por sí solo.

El intérprete tiene que ser capaz de actuar como transporte entre las cartas y quien hace la consulta. El consultante, con ayuda del intérprete, va a descubrir en la tirada su personalidad, su manera de ser y de actuar, sus apetencias y sus deseos, y cuando lo sepa, la manera de llegar a ellos, el mejor camino para su realización, las dificultades que espera encontrar en el camino de la consecución de sus objetivos.

Y no sólo eso, sino que en muchas ocasiones el consultante, con la ayuda de la astucia del intérprete encontrará también las contradicciones en las que se debate su manera de ser, y los aspectos contradictorios que le puedan presentar los objetivos que se dispone a conseguir y el camino que piensa que le llevará a su realización.

No te olvides de contarnos que te ha parecido esta entrada utilizando con libertad los comentarios.